Investigación Sanitaria

Estudio sobre la hemodiálisis progresiva

Dentro del área social de la Fundación, desarrollamos y apoyamos proyectos de sanidad con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la sociedad. En este marco, englobamos el Estudio clínico sobre la seguridad y efectividad de la hemodiálisis progresiva, cuyo objetivo es analizar la seguridad y eficacia clínica de este tratamiento frente a la hemodiálisis convencional y determinar cómo puede mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Actualmente, los pacientes en hemodiálisis se someten a sesiones de entre tres y cuatro horas de duración durante varios días a la semana. Además, muchos de ellos tienen que recorrer hasta 100 km entre su casa y el hospital e implicar a sus familiares para que los acompañen.

Si los resultados de nuestro estudio son positivos, este tratamiento permitirá reducir las sesiones de tratamiento de hemodiálisis, pasando de las actuales tres veces a la semana a dos sesiones. Por tanto, contribuirá a mejorar la salud y calidad de vida de estos enfermos y su entorno familiar y beneficiará a las 5.000 personas que cada año tienen que someterse a un tratamiento de hemodiálisis en España

Según las primeras estimaciones de nuestra investigación, se podrán beneficiar entre el 50 y el 70% de pacientes en hemodiálisis, lo que supondría un ahorro estimado de 20 millones de euros anuales en gastos de sanidad.

Para el desarrollo del estudio contamos con los nefrólogos extremeños Javier L. Deira, del complejo Hospitalario de Cáceres, y Miguel Ángel Suárez, del Hospital Virgen del Puerto de Plasencia y hemos firmado un acuerdo de colaboración con la Fundación para la Formación e Investigación de los profesionales de la Salud de Extremadura (Fundesalud). También participa en esta iniciativa la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.).

shutterstock_688645165

Durante la investigación, para la que hemos aportado un total de 20.000 euros, entre 2017 y 2018, se analizarán más de 150 pacientes que han iniciado de forma programada una hemodiálisis desde consulta renal especializada. La mitad de ellos se someten al tratamiento convencional y, el resto, a la hemodiálisis progresiva para hacer una comparativa entre ambos.

El objetivo del estudio es unir el esfuerzo del mayor número posible de hospitales de España. Hasta la fecha, los centros implicados son el Virgen del Puerto de Plasencia y el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres; el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla de Madrid; el Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga); el Hospital Obispo Polanco de Teruel; el Hospital de Manises (Valencia); el Hospital Virgen de la Concha, en Zamora, y el Hospital Clínico Universitario, de Santiago de Compostela.

En los pacientes sometidos hasta la fecha al tratamiento de hemodiálisis progresiva, los resultados clínicos muestran escasas complicaciones y una supervivencia similar a la observada en los enfermos que desde el inicio reciben el tratamiento convencional.

Nuestra idea para colaborar en esta investigación parte de un programa piloto iniciado en 2012 en 38 pacientes de los hospitales San Pedro de Alcántara de Cáceres y Virgen del Puerto de Plasencia. En este primer análisis se demostró que, en los nueve meses de media que permanece cada paciente en esta modalidad de hemodiálisis progresiva, se pueden evitar hasta 74 sesiones y un ahorro de 17.000 euros por paciente.

¿QUIERES RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS, NOVEDADES Y PROYECTOS?
¡Suscríbete a nuestra newsletter!





  Aviso Legal